El comienzo de las Ultimas semanas

Sin prisa pero sin pausa empiezan a transcurrir los días, ya casi él Bebe estará entre nosotros y dentro de mi aunque sé que intentare tener todo listo… algo faltara y pondrá a correr a alguien en último momento, pero bueno, creo que esas son las cosas que quedan luego para contar.

Ahora si todo se hace un poco más difícil, me toca fregar en una posición bien cómica por que la barriga no me deja, sentarme en una silla pequeña es toda una proeza pues los muslos pegan con la barriga, dormir boca arriba debo hacerlo casi sentada, dormir de lado si estoy muy inflamada me duele un rato, los pies parecen un “pan de bono”, el cansancio es constante y casi automática la fatiga cuando hago cualquier actividad… en fin.   Sé que parece una lista de quejas pero más que eso es una lista de cosas que me hacen sentir orgullosa de mi mama que lo vivió por mí también…

Por ahora me toca tratar de descansar lo más que pueda, lo que se pueda sin dejar de trabajar, y atender algunas cosas básicas de la casa y de mi día a día, sin dejar de suavizar mi mente para alejar el miedo a ese gran día…miedo a lo que no puedo controlar…