El tiempo … el Oro vale menos

En la medida que crecemos empezamos a sentir que cada vez el tiempo pasa más rápido, y más rápido, pareciera que ayer nos dimos el feliz año y ya hoy celebramos navidad otra vez … el tiempo de frio se hace corto y el del calor también … pero por qué? es que los relojes de los adultos son más veloces?

No, simplemente cada vez estamos más complicados, cada vez estamos más conscientes de que es ahora o nunca, cada vez agregamos más cosas a nuestro plato lleno de pendientes…en mi caso, un trabajo full time, las finanzas personales, las labores del hogar, un hijo, esposo, familia, amigos, mascotas y cada una de esas “cosas”, a su vez generan un sin número de actividades que se convierten en un universo interminable de “cosas” pendientes por hacer … Además que no debes dejar de hacer tus “cosas sencillas” como hacer ejercicios, escuchar música, noticias, leer, seguir la redes sociales, descansar… la lista sigue, y no termina en realidad.

Y por qué digo todo esto, porque si aún hay espacio en tu plato de “cosas” pendientes… llénalo rápido por que el tiempo de ese vacío también pasa rápido y no hay vuelta atrás y estarás pensando y auto castigándote diciendo …”cuando pude no lo hice” y eso sí que es terrible.

Mi consejo es muy práctico…HAZ UN INVENTARIO, clasifica todo lo pendiente, en responsabilidades fijas, variables, urgentes, no urgentes o proyectos sin fecha; y mantenla en tu agenda favorita, esa que llevas contigo a todos lados, puede ser física o digital pero ponlo en tu agenda.

Lo pendiente fijo se repite y debe estar bien clasificado con horarios y todo (trabajo, escuela, etc. y puedes poner notas de cambios en la medida que sucedan), lo variable debe tener fechas límite de culminación o de realización, lo urgente debe estar muy detallado (fecha, hora, lugar, requisitos, etc.), lo no urgente puede ser solo una lista de chequeo (Ejemplo: Arreglar los gabinetes de la cocina, cambiar el color de una pared).

Ese Inventario lo debes revisar e ir actualizando al menos cada dos semanas, y luego veras que tan productivos van siendo tus semanas, meses y años…esos que pasan en un abrir y cerrar de ojos.

Nota: Lo que no se termina o se realiza este año vuélvelo a poner en próximo en esa nueva agenda (ese nuevo capítulo)… “son acumulativas”