Sobreviví al curso … solo sobreviví

Hace unos días me toco asistir a un muy recomendado curso de preparación para el parto, y bueno el título de este post lo dice todo…”sobreviví”…

Creo que ninguna película de terror o experiencia anterior me ha hecho sentir lo que sentí frente a la pantalla mientras nos mostraban los videos de diferentes tipos de parto “sin censura”, y sé que me dirán que soy una exagerada pero no es lo mismo ver esto cuando sabes que de alguna manera vas a vivir eso completo o parcialmente en pocas semanas que cuando lo ves por puro aprendizaje o distracción.

Yo sé, que cada experiencia es diferente y bueno solo me queda esperar que pase lo que me toque, pero eso incrementa mi miedo y mi ansiedad…el famoso miedo a lo desconocido.  Me impresiono no solo el tema de la piel, las puyas, la sangre… me impresiono el dolor, los sentimientos que en esa sala se sentían, el tiempo que transcurría lento mientras la madre tenía que enfocarse sin tener energías para hacerlo… en fin voy a llorar otra vez si sigo explicando esto.

Para los que no viven en este país, sobre todo si me lees desde Latinoamérica sé que me dirán, “por qué no programas una cesárea y ya”, bueno lamentablemente las cosas no funcionan así en el país donde vivo, aquí toca agotar los recursos de un parto natural y si medicamente no es posible, pasas a cesárea, lo cual al menos que se sepa desde antes por temas médicos, a muchas les toca vivir las dos experiencia “horas de parto + cesárea”.

En fin, en este punto necesito oír/leer palabra alentadoras, respirar profundo, tener Fe que todo saldrá bien y calmarme!