Si el Sabor es Bueno…Vas Mal

(Título sugerido por mi esposo)

Ya paso más de una semana de mi último artículo, y es que tengo tanto que recordar y hacer, y la “mente de embarazada” no me ayuda, es increíble, pues mi memoria corta es casi nula, debo hacer las cosas de inmediato si no quiero que se me olvide… y escribir este artículo es una de esas cosas que llevo días que pienso, “debo hacerlo” y dos segundos después ya se borró la idea de mi mente.

En fin, ya esta semana dejo de vivir conectada a un aparato que mide mi ritmo cardiaco, y les puedo decir que no sé qué es peor, si cargar ese montón de cables encima o tener que arrancarme todos los días de la piel los adhesivos… sí que duelen! Pero cada minuto falta menos para deshacerme de él.  Por otra parte hace más de 72 horas comencé una dieta bastante estricta que incluye la no muy agradable tarea de hacerme un test del azúcar cuatro veces al día … mis deditos parece coladores.

Ya basta de lamentos … por otro lado mi bebe ya se siente con más frecuencia y más fuerza (esto se convertirá en lamento en pocos días también jajajaja), y ya se hace cada vez más real la experiencia y lo digo porque ya mi mente empieza a darme ciertos cambios con respecto a lo que está por venir.

Por el momento mis tareas pendiente son: ver que me falta para que no falte nada, hacer lista de lo que falta, y que no se me olvide lo que falta.

Comienzo también a pensar en la maleta… alguna sugerencia de algo que no se me puede olvidar??